lunes, 14 de enero de 2019

Conviértete en estrella porno


Con esto no me refiero a que literalmente te metas en el mundo del porno y te hagas actor o actriz, sino a que con tu pareja os hagáis vuestro propio video casero, con creación de guion incluido (que no será muy complicado).

El hacer el amor frente a la cámara puede hacer que tú y tu pareja sintáis ese placer de voyerismo que en mayor o menor grado tenemos todos.

Conviértete en estrella porno: Cosas a tener en cuenta

Hay una serie de cosas antes de grabar una película casera, en el que vas a mantener relaciones sexuales, que hay que tener en cuenta.

Lo primero es que con la persona que lo hagas tengas una relación de confianza plena, piensa con la cabeza fría si de verdad puedes confiar en que la persona con la que estás, si te va a respetar y nunca va a utilizar ese video para hacerte daño o enseñárselo a sus amigos o amigas.

Nunca, repito nunca grave, una relación sexual con un teléfono móvil (ni tengas fotografías eróticas tuyas o de tu pareja), porque en el caso de que te roben o se te pierda el móvil, lo más seguro es que esas imágenes acaben colgadas en Internet, con la consecuente degradación hacia tu persona.

Si eres mujer, sería conveniente que tu vieses tú el video, ya que es más degradante para la mujer que esas imágenes se hagan públicas que para un hombre.

Conviértete en estrella porno: Pasos a seguir

Crearos vuestras propias historias y si podéis disfrazaros para la ocasión, lo hará más divertido que pasar a la acción directamente, si decidir hacer más de una película cambiar el género.

Lo mejor es que grabéis cámara en mano para que podáis grabar justo lo que queréis y no tengáis que levantaros a cada momento. Así podréis disfrutar del momento de forma plena. Si esto te es muy incómodo, al menos ponlo en un lugar donde la escena se vea bien.

Si vais a usar juguetes o cualquier otra cosa, dejarlo todo preparado, para no tener que estaros moviendo y parándolo, para cogerlo (recuerda que estás haciendo una película). Haced una prueba la primera vez, graba por ejemplo cinco minutos y luego decidid si queréis seguir o dejarlo.

Cambia de plano si optas por la cámara en mano, piensa en una película porno, usan los planos cortos para la penetración, el sexo oral y para mostrar la cara excitada de los actores, que no te de vergüenza hacerlo.

En el momento en que no estés cómodo o cómoda con la situación, con alguna postura o acción para, el objetivo es que disfrutes, no que te sientas mal.