jueves, 28 de marzo de 2019

Hipertensión de padres a hijos


En un artículo publicado en los Archives of Internal Medicine del 24 de Marzo de 2008, miembros de los departamentos de Medicina y de Epidemiología de la Escuela de Medicina de la Johns Hopkins University (Baltimore, Maryland), se proponen estudiar la asociación, a largo plazo, de la hipertensión arterial de los padres con los cambios en la presión arterial y el riesgo de hipertensión a lo largo de la vida adulta de sus hijos varones.

El método seguido en el estudio ha sido el siguiente:


Se examinó la asociación de la hipertensión arterial de los padres con los cambios en la presión arterial y el riesgo de hipertensión arterial en sus hijos varones desde la juventud hasta la novena década de la vida, en una población de 1.160 antiguos estudiantes de Medicina a lo largo de un seguimiento de 54 años.

Se utilizaron cuestionarios anuales para evaluar la presión arterial a partir de la graduación. Los resultados fueron los siguientes:

  1. En 29.867 determinaciones de la presión arterial las lecturas de las presiones medias, sistólicas y diastólicas, fueron significativamente más altas en la línea de partida del estudio en aquellos participantes cuyos padres tenían hipertensión arterial.
  2. El porcentaje del incremento anual de la presión arterial fue ligeramente más elevado, para la presión sistólica pero no para la diastólica, en aquellos participantes cuyos padres padecían hipertensión arterial.
  3. Después de los ajustes estadísticos apropiados en relación con las presiones diabólicas y sistólicas en la línea de partida del estudio y otras variables dependientes del tiempo transcurrido (Índice de la masa corporal, consumo de alcohol, café y tabaco y actividad física), la probabilidad de que se desarrolle hipertensión en la vida adulta, fue de 1,5 para los participantes en los que solamente la madre era hipertensa; de 1,8 para aquellos en aquellos en los que el hipertenso era el padre; y de 2,4 en aquellos participantes en los que tanto el padre como la madre eran hipertensos, cuando se comparaban con aquellos participantes cuyos padres nunca desarrollaron hipertensión.
  4. En aquellos participantes en los que la hipertensión arterial en ambos padres se inició a los 55 años, o antes, el riesgo de desarrollar hipertensión arterial a lo largo de su vida adulta se multiplicaba por 6,2, y por 20 el riesgo de que la hipertensión arterial se desarrollara a la edad de 35 años.

La conclusión de los autores es la siguiente: La hipertensión arterial tanto en el padre como en la madre se asocia fuertemente y de manera independiente con niveles más elevados de presión arterial en sus hijos varones durante la juventud y con el riesgo de desarrollar una hipertensión arterial en la vida adulta.

miércoles, 27 de marzo de 2019

Fibra y cáncer de colon y recto


En un artículo publicado en un sitio web especializado, un numeroso equipo de epidemiólogos de centros médicos de EE.UU. y de la Unión Europea, dado que los datos disponibles hasta ahora acerca de los efectos de una dieta rica en fibras sobre el riesgo de desarrollar un cáncer colo-rectal son inconsistentes y controvertidos, se plantean evaluar la posible asociación entre el aporte de fibra en la dieta y el riesgo de este frecuente cáncer intestinal.

Exámenes sobre el cáncer de colon


Los autores han analizado estadísticamente 13 estudios prospectivos con un total de 725.628 hombres y mujeres, seguidos a lo largo de 20 años. Los resultados han sido los siguientes:
  1. Durante los años de seguimiento fueron identificados 8.081 casos de cáncer colo-rectal (2.776 hombres y 5.305 mujeres; 5.726 cánceres del colon y 2.188 cánceres de recto, con 167 casos de localización imprecisa).
  2. La media de aporte de fibra en la dieta variaba entre 14 y 28 gramos/día en los hombres y 13 a 24 gramos/día en las mujeres.
  3. La principal fuente de la fibra en la dieta variaba en los 13 estudios analizados, siendo los cereales las fuentes más utilizadas en los estudios realizados en Europa y las frutas y los vegetales en los llevados a cabo en los EEUU.
  4. En un modelo estadístico ajustado a la edad, la dieta rica en fibra se asoció significativamente con una disminución del 16% en el riesgo de cáncer colo-rectal.
  5. En el modelo final, ajustado estadísticamente a otros factores de riesgo (como la carne roja, la leche entera y el alcohol) la asociación estadística entre la dieta rica en fibra y riesgo de cáncer colo-rectal era muy débil.
La conclusión de los autores es que la asociación entre la dieta rica en fibra y riesgo de cáncer de colo-rectal no es estadísticamente significativa, después de los ajustes apropiados respecto a otros factores de riesgo del cáncer colo-rectal.

No obstante, los autores subrayan que aunque una dieta rica en fibra no parece tener efecto significativo sobre la reducción del riesgo de desarrollar un cáncer colo-rectal, sí puede ser recomendada debido a que reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas, tales como la enfermedad cardiovascular y la diabetes.

lunes, 11 de marzo de 2019

¿Qué es la Esclerosis lateral amiotrófica?


Stephen Hawking, el genial físico teórico y cosmólogo, ampliamente conocido por su libro "Una breve historia del tiempo", es uno de los pocos pacientes de una enfermedad neurodegenerativa conocida como esclerosis lateral amiotrófica que ha sobrevivido a esta enfermedad casi cuarenta años. Por lo general, la gran mayoría de los pacientes no viven más de 1-2 años después de ser diagnosticados.

¿Qué se entiende por esclerosis lateral amiotrófica?

La esclerosis lateral amiotrófica es una progresiva enfermedad neurodegenerativa, que afecta a las neuronas motoras en el cerebro y en la médula espinal (se conoce en inglés por las siglas ALS por "Amyotrophic Lateral Sclerosis"). Se denomina también enfermedad de las neuronas motoras (siglas MND en inglés. En los Estados Unidos, como quiera que un famosísimo jugador de baseball padeciera y muriera a la edad de 37 años de esta enfermedad, se conoce también como enfermedad de Lou Gehrig.

Cuando las neuronas motoras se degeneran progresivamente y terminan por morir, el cerebro pierde su capacidad de iniciar y controlar los movimientos musculares del cuerpo. De esta forma, la acción muscular voluntaria se va perdiendo progresivamente e irremediablemente, hasta que, en las últimas fases de su evolución, el paciente queda paralizado.

No obstante, en la gran mayoría de los pacientes la actividad cerebral no se encuentra afectada y Stephen Hawking es un ejemplo excepcional, también, de cómo puede conservarse y expandirse una extraordinaria potencia cerebral.

Los síntomas iniciales de la esclerosis lateral amiotrófica suelen ser, en un principio, tan leves que pasen desapercibidos, hasta que se hace evidente una debilidad muscular progresiva, que afecta especialmente a los músculos de los brazos y de las piernas, y también a los músculos que intervienen en los mecanismos de la deglución, la respiración y el lenguaje.

Como quiera que los músculos dejan de recibir mensajes (impulsos) de las neuronas motoras en proceso de degeneración, se atrofian progresivamente.
Según la ALS Association de los Estados Unidos, dedicada a financiar la investigación sobre esta terrible enfermedad, más de 30.000 norteamericanos la padecen y entre 3.000 y 5.000 nuevos casos son diagnosticados por año.

domingo, 10 de marzo de 2019

¿Qué es la displasia arritmogénica ventricular derecha?


La displasia arritmogénica ventricular derecha es un trastorno cardiaco que puede provocar una muy grave arritmia del ventrículo derecho (fibrilación ventricular) y la muerte súbita, caracterizado por la progresiva sustitución de las células que constituyen el músculo cardiaco (miocardio) por células grasas y fibrosas.

La página de facturación de Farmacias del Ahorro arritmogénica ventricular derecha en basa en los siguientes criterios: infiltración masiva de la pared del ventrículo derecho por tejido graso, con bandas de células miocárdicas (cardiomiocitos) rodeadas de tejido fibroso. Un hallazgo completamente distinto del que se observa, por ejemplo, en la miocarditis crónica, en la que aparecen pequeñas áreas en las que el miocardio es sustituido por tejido graso y tejido fibroso.

Sustitución progresiva de las células miocárdicas


En un artículo publicado en The New England Journal of Medicine en el año 1996, por investigadores de varios centros cardiológicos franceses, se llegó a la conclusión de que la sustitución progresiva de las células miocárdicas por células grasas en la displasia arritmogénica ventricular derecha, es debida al progresivo desarrollo, en el ventrículo derecho de estos pacientes, de una muerte celular programada o apoptosis.

La apoptosis es un proceso muy regulado que contribuye activamente en el organismo al control del número de células durante el desarrollo y al mantenimiento de muchos tejidos adultos. El proceso de la apoptosis es desencadenado por la activación en las células de un programa codificado de suicidio celular, como respuesta a señales intrínsecas y extrínsecas. La apoptosis difiere de la necrosis celular por la ausencia de fenómenos inflamatorios: la célula apoptótica reduce su volumen, condensa su cromatina y sufre una degradación del ADN dentro de su núcleo.

El resultado es un cuerpo apoptótico que es fagocitado y digerido por las células vivas cercanas.

Los investigadores franceses, después de analizar secciones de la pared ventricular derecha de ocho personas (5 hombres y 3 mujeres) fallecidas por muerte súbita y con el diagnóstico histopatológico de displasia arritmogénica ventricular derecha, encuentran que numerosas células miocárdicas de los ventrículos derechos de la mayoría de estos pacientes presentaban signos evidentes de haber sido afectadas por un programa de apoptosis.

Según sus autores, este hallazgo podría explicar, al menos en parte, la progresiva sustitución de células miocárdicas por células grasas y arrojar nueva luz sobre la génesis de esta rara y clínicamente oculta enfermedad, hasta que se manifiesta dramáticamente por una muerte súbita.

domingo, 17 de febrero de 2019

Consumo De Carne Roja Y Cáncer De Mama


En un artículo publicado en los Archives of Internal Medicine del 13 de Noviembre de 2006, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, Boston, se proponen estudiar la posible asociación entre el consumo de carnes rojas y el riesgo de cáncer de mama, según sea el tipo de este cáncer respecto a la presencia o no en sus tejidos de receptores hormonales para los estrógenos (ER) y para la progesterona (PR) en mujeres jóvenes, premenopáusicas.

El método utilizado ha sido evaluar el consumo de carne roja y el riesgo de cáncer de mama entre mujeres pre-menopáusicas con edades comprendidas entre 26 y 46 años. El consumo de carne roja fue cuantificado mediante cuestionarios sobre el tipo y la frecuencia de alimentos en la dieta, en 1991, 1995 y 1999.

El seguimiento de las mujeres que respondieron a los cuestionarios fue realizado hasta el año 2003. Los cánceres de mama fueron confirmados mediante la revisión de los informes de los patólogos.

Los resultados fueron los siguientes: durante el seguimiento de 90.659 mujeres pre-menopáusicas fueron documentados 1.021 casos de cáncer invasivo de mama. La edad de las participantes en la línea de partida del estudio oscilaba entre los 24 y los 54 años, con una edad media de 43 años.

Cancer positivo o negativo de los tejidos tumorales


Se obtuvo información sobre el carácter positivo o negativo de los tejidos tumorales a los receptores hormonales en el 77% de los casos (789); entre estos, 512 eran tumores positivos (ER+/PR+) y 167 eran tumores negativos (ER-/PR).

El consumo más elevado de carne roja se asociaba fuertemente con un riesgo elevado de desarrollar un cáncer de mama que fuera positivo a los receptores hormonales (ER+/PR+) de los que se diagnosticaron 512 casos; esta fuerte asociación no se observó en los 167 casos de cánceres que eran negativos a los receptores hormonales (ER-/PR-).

La conclusión de los autores es que, en una población de mujeres relativamente jóvenes, premenopáusicas, el consumo de carne roja se asocia con un elevado riesgo de desarrollar cáncer de mama positivo a los receptores hormonales, pero con el cáncer de mama negativo a estos receptores.

viernes, 15 de febrero de 2019

Acido salicílico para las verrugas cutáneas


En un trabajo publicado en el British Medical Journal del 31 de agosto de 2002 por miembros de los Departamentos de Dermatología del Ipswich Hospital, Ipswich, y del Addenbrooke´s NHS Trust, Cambridge, se revisan las evidencias disponibles en las publicaciones científicas sobre la eficacia de los procedimientos locales o tópicos en el tratamiento de las verrugas cutáneas.

Siguiendo la metodología aplicada en la medicina basada en la evidencia se identificaron y se incluyeron en esta revisión 49 ensayos clínicos aleatorizados y controlados, publicados en la literatura médica, sobre los efectos de diferentes tratamientos locales aplicados en las verrugas cutáneas, con exclusión de las localizadas en el área genital y de las verrugas complicadas.

Ensayos clínicos sobre el Acido salicílico


La evidencia aportada por la mayoría de estos ensayos clínicos a favor de uno u otro tratamiento tópico era generalmente débil dada la baja calidad de la metodología utilizada por sus autores. En todo caso, la mejor evidencia estaba a favor de la eficacia de los tratamientos tópicos que contenían ácido salicílico (el cual puedes comprar en Farmacia San Pablo), ya que sus efectos fueron claramente superiores a los de las sustancias utilizadas como placebos: en 6 ensayos clínicos controlados se demostraba un porcentaje de curación del 75% en los casos tratados con ácido salicílico comparado con el 48% de los casos con placebos, utilizados como controles.

En dos ensayos clínicos se demostró alguna evidencia de eficacia a favor del dinitroclorobenceno (utilizado como inmunoterapia de contacto) frente a los tratados con un placebo. Por el contrario, en ninguno de los ensayos clínicos analizados en esta revisión se demostró una evidencia aceptable a favor de otros procedimientos tópicos como la crioterapia, la inyección dentro de la verruga de bleomicina o de interferon, del 5- fluoruracilo aplicado tópicamente, de la terapia fotodinámica, ni del láser pulsado.

En conclusión, para los autores de la revisión existe una considerable falta de evidencias que sirvan de base para una utilización racional del tratamiento tópico en las verrugas cutáneas de etiología virásica. De todos modos, el tratamiento tópico con preparados que contienen ácido salicílico tiene un efecto terapéutico evidente y es el más seguro, simple y barato.

Fuente: El Siglo de Torreón

lunes, 28 de enero de 2019

Crecimiento rápido y colesterol


En un artículo publicado en el Journal of Epidemiology and Community Health del mes de Febrero de 2007, expertos en Epidemiología de la Universidad de East Anglia en Norwich, Reino Unido, se proponen investigar la relación entre el crecimiento en altura y el cambio en el índice de la masa corporal (IMC) a lo largo de la vida y los niveles de lípidos en sangre a los 53 años.

Fueron incluidos en el estudio 2.539 individuos que habían nacido en una semana del mes de Marzo de 1946 en Inglaterra, Escocia y País de Gales, los cuales fueron medidos a las edades de 2, 4, 7, 15, 36 y 53 años; los valores de colesterol (total, LDL y HDL) en sangre se determinaron en el último control a los 53 años.

Los resultados han sido los siguientes: Cuando más rápido ha sido el crecimiento antes de cumplir los 2 años de edad, y después de cumplir los 15 años, más bajos son los valores de colesterol a los 53 años.

Es, sobre todo, la longitud de las extremidades inferiores a los 2 años la que se asocia más fuertemente con los valores más bajos de colesterol total a los 53 años. La asociación es más débil con los valores del colesterol LDL. Por otra parte, el mayor incremento del índice de la masa corporal a partir de los 7 años se asocia con niveles más elevados de colesterol total y colesterol LDL.

Grupo Investigador sobre las incidencias para la salud


El grupo investigador sugiere que todas aquellas incidencias inconvenientes para la salud durante la infancia que frenen el crecimiento en altura a los 2 años de edad (tales como deficiente nutrición, estrés e infecciones) pueden afectar al crecimiento de las extremidades inferiores y al riesgo cardiovascular del individuo, al llegar a la edad adulta.

Los beneficios del "estirón" a los 15 años son explicados por los autores por el hecho, ya demostrado, de que una pubertad precoz (con el consiguiente "cierre" de las epífisis de los huesos de las extremidades inferiores, a nivel de las rodillas, de las que depende el crecimiento) se relaciona con nutrición deficiente y falta de ejercicio.

Por otra parte, los niveles elevados de grasa corporal a los 36 y 53 años, y una rápida ganancia de peso entre los 15 y los 53 años, se asocian con niveles más elevados de colesterol, incluso del colesterol LDL calificado como colesterol "malo".

La conclusión de los autores es que todas las situaciones de la infancia que frenen el crecimiento, que tengan como resultado unas extremidades cortas en la vida adulta, pueden tener influencia en los niveles en sangre de los lípidos, como el colesterol, en la vida adulta, con el consiguiente riesgo cardiovascular.